Método Pempenides

EVOLUCION DE LA CONCIENCIA: LA GLANDULA PINEAL Y LA GLANDULA PITUITARIA

Martes 29 de septiembre de 2009

Convertir a formato PDF

ABRIENDO LOS PORTALES DE LA MENTE. ¿QUE NOS DEPARA EL CAMBIO DE CONCIENCIA?

La glándula pineal y la glándula pituitaria: las claves de acceso a los campos de creación superior

De la consciencia ordinaria a la paraconsciencia (ACTIVACIÓN DEL CENTRO PINEAL-PITUITARIA)

Médicos alemanes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Berlín han descubierto que entre las glándulas pineal y pituitaria existe un fino canal más delgado que un cabello, que úne las hormonas que secretan ambas y cuando ello ocurre químicamente, se produce un estado místico en la persona. La unión de estas dos secreciones hormonales puede facilitarse voluntariamente cuando la persona mediante métodos específicos, logra cruzar el umbral que separa al ser físico del ser divino que lo complementa.

La Ciencia del siglo XXI explica desde la física, la química y la biología, algo que desde hace décadas se nos decía desde las Energías Superiores. Hoy informamos que según las últimas canalizaciones llegadas durante este año del 2007, a través de Maestros Ascendidos, tanto la glándula pineal como la pituitaria, unidas, constituyen el más alto portal vibracional del cuerpo humano. Es el sistema endocrino, el portal que úne lo físico de la materia vital y con los reinos de la energía luminosa. Es así como esta fusión química al ingresar al torrente sanguíneo producen un aumento vibracional, que produce ondas balanceadas de energía, que la persona siente armónica y equilibradamente.

LOS EFECTOS Los efectos son diferentes en cada individuo, ya que el subconsciente manifiesta sus propiedades acordes con cada personalidad. La combinación de esa explosión lumínica, más las manifestaciones del subconsciente dan paso a la apertura de la catedral del alma, y el ser se encuentra con su esencia. Es el momento y el medio que eligen las Inteligencias Superiores para hacer llegar el Conocimiento más sabio, a la Raza Humana.

LO QUE APORTA CADA GLANDULA.

La pituitaria es la “glándula maestra¨ del sistema endocrino, debido a que controla las funciones de sus glándulas hermanas. Sin su lóbulo anterior, hay biólogos que creen que la vida es imposible. La glándula pituitaria es el paje y portaluz de la pineal. Y tanto la ciencia metafísica como la médica, están de acuerdo en que de todas, es la glándula principal.

La pineal no necesita mucha presentación. A pesar de sus múltiples transformaciones desde lo ancestral, sigue causándonos sorpresas por sus inmensas posibilidades. Contiene una extensa variedad de sustancias neurotransmisoras como la adrenalina, la serotonina, la histamina, la melatonina, la dopamina, etc., etc. El doctor Krumm Heller, de la Universidad de Berlín, enseñaba en su cátedra que entre la pineal y la pituitaria existe un capilar muy sutil, que sólo existe en los seres vivos, y que las conecta, produciendo un intercambio bioelectromagnetico entre ambas. Lo que concluye en una posibilidad místico-sensorial.Al activar ambas glándulas se inicia un oculto proceso que culmina en estados lumínicos de conciencia. Cuando el Espíritu abandona el cuerpo, y la persona desencarna, ese capilar desaparece.

UNA TECNICA.

Mediante una técnica, que se irá relacionando con distintos ejercicios y meditaciones, en el taller se activa ese canalillo trabajando LA CONEXIÓN CON EL SER SUPERIOR, y permitiendo que la magia nos lleve a mundos desconocidos, que aceleran el proceso evolutivo.

La glándula pineal está situada en la parte posterior del cerebro. Esta glandulita tiene tan sólo cinco milímetros de diámetro. Está rodeada de una fina arenilla muy importante. La glándula pineal es un pequeño tejido rojo-gris.

Esta glandulita está íntimamente relacionada con los órganos sexuales. La glándula pineal secreta ciertas hormonas que regulan todo el progreso, evolución y desarrollo de los órganos sexuales. La ciencia oficial asegura que después de que estas hormonas han logrado su objetivo, el cual es, el desarrollo total de los órganos sexuales, entonces degenera en un tejido fibroso que ya no es capaz de secretar hormonas.

Descartes aseguraba que esta glándula era el asiento del alma. Los orientales aseguran que esta glándula es un tercer ojo atrofiado. Cuando la ciencia médica del mundo occidental descubrió que esta glándula es tan sólo un pequeño tejido rojo-gris situado en la parte posterior del cerebro, entonces rechazó la afirmación de Descartes y de los orientales. Mejor hubiera sido no sentar dogmas científicos y estudiar todos los conceptos en forma ecléctica y didáctica.

Los yoguis de la India aseguran que la glándula pineal es la ventana de Brahma, el ojo de diamante, el ojo de la polividencia que mediante cierto entrenamiento especial nos da la percepción del ultra.

La ciencia occidental debería estudiar estos conceptos del yoga oriental. La ciencia occidental no es toda la ciencia. Es urgente estudiar también la ciencia oriental. Necesitamos una cultura integral y total.

El microscopio nos permitió percibir objetivamente lo infinitamente pequeño. El telescopio nos permitió ver lo infinitamente grande. Sí la glándula pineal nos permite ver el ultra de todas las cosas deberíamos estudiar yoga oriental, y desarrollar esa maravillosa glándula. Los yoguis de la India tienen prácticas con las cuales se puede lograr una superfunción especial de la glándula pineal. Entonces percibimos el ultra. Negar estas afirmaciones del yoga oriental, no es científico. Es necesario estudiar y analizar.

Los sabios orientales dicen que de la potencia sexual depende la potencia de la glándula pineal. Ahora podremos explicarnos las bases científicas de la castidad. No hay duda de que todos los grandes videntes bíblicos fueron grandes pinealistas. La castidad científica combinada con ciertas prácticas les permitió ver el ultra de la naturaleza.

Los gnósticos dicen que en la glándula pineal está el átomo del Espíritu Santo. La Biología esta resuelta a investigar todas estas cosas. Los orientales afirman que en la glándula pineal se halla el loto de los mil pétalos. No hay duda que esa es la corona de los santos. Los hombres de genio tienen la glándula pineal muy desarrollada. En los cretinos se ha descubierto que la glándula pineal se halla atrofiada. Los grandes fenómenos de fascinación de masas, tan comunes en la India, sólo son posibles cuando el fakir autentico, tiene la glándula pineal llena de gran vigor.

Las secreciones de las glándulas endocrinas son absorbidas directamente por la sangre. La sangre arrastra todas las secreciones de las glándulas endocrinas a otros órganos o glándulas, que entonces se ven impulsadas a un mayor esfuerzo, a un trabajo más intenso. La palabra hormona viene de una palabra griega que significa "excitar". Realmente las hormonas tienen el poder de excitar a todo el organismo, de obligarlo a trabajar.

Las secreciones de las glándulas endocrinas influyen también sobre la mente. Ahora nos explicamos por qué los indostanes se dedican a controlar la mente. Por medio de la mente podemos regular nuestras funciones hormonales.

Algunos sabios indostanes han permanecido enterrados durante muchos meses sin morir.

La Biología no puede permanecer indiferente a esto. Los biólogos necesitan investigar todas esas maravillas del Asia.

Don Emmanuel Kant admite un nisus formativus para nuestro cuerpo físico. Los sabios orientales creen que ese nisus formativus es un cuerpo fluídico que se halla en contacto con el sistema nervioso gran simpático, y con el sistema nervioso liquido. No hay duda de que ese cuerpo fluídico es el cuerpo astral de los médicos medievales. Dentro del cuerpo astral está la mente humana y todos aquellos principios puramente anímicos.

Los sentidos de ese cuerpo astral parecen dimanar como flores de loto desde el fondo mismo de las glándulas endocrinas. Aquel loto de los mil pétalos mencionado por los yoguis de la India, es un sentido anímico del cuerpo astral.

El desarrollo especial de la glándula pineal nos permite percibir el cuerpo astral, y sus sentidos anímicos que como flores de loto emanan de las mismas glándulas endocrinas. La ciencia médica juega con la mecánica de los fenómenos, pero no conoce el fondo vital. El desarrollo especial de la glándula pineal nos permite ver el mismo fondo vital.

La Glándula Pituitaria

La glándula pituitaria es muy pequeña. La Biología afirma que esta glándula es tan sólo del tamaño de un guisante y pende maravillosamente de la base misma del cerebro descansando armoniosamente sobre el hueso esfenoides. En esta glándula encontramos una trinidad maravillosa. La ley del triángulo rige todo lo creado.

Ciertamente la glándula pituitaria consta de tres partes: dos lóbulos y una parte media. He aquí el triángulo. Ley maravillosa de toda creación. Sin el lóbulo frontal o lóbulo anterior de la glándula pituitaria, creen los biólogos que la vida es absolutamente imposible. El lóbulo frontal de esta glándula está encargado de fiscalizar el tamaño de la estructura de la comunidad celular. Ahora bien debemos saber que en esto de fiscalizar existe también regularización y control. Sólo así podemos explicarnos que la vida se haga imposible sin el lóbulo anterior de la glándula pituitaria.

El hiperfuncionamiento del lóbulo anterior de la pituitaria, da origen a seres humanos gigantes. Cuando el funcionamiento del lóbulo frontal es insuficiente, entonces tenemos los enanos. Así pues, es lógico suponer que sin el lóbulo frontal de la glándula pituitaria la vida seria imposible, puesto que ella regula el tamaño de la estructura de la comunidad celular.

Ciertas formas de idiotez y ceguera se deben también a algunas anormalidades del lóbulo frontal de la pituitaria. La función del lóbulo posterior de la glándula pituitaria es también tonificar maravillosamente los músculos involuntarios del organismo. La secreción de la pituitaria afecta también a la excreción de agua de los riñones. Los médicos utilizan la pituitaria para ayudar en los partos difíciles.

Se dice que la glándula pituitaria es el paje y portaluz de la glándula pineal. El doctor Krumm Heller, profesor de medicina de la Universidad de Berlín, decía que entre las glándulas pineal y pituitaria existe un canalillo o capilar muy sutil ya desaparecido en los cadáveres. Así pues, estas dos glándulas se hallan conectadas por ese fino canal. No existe duda alguna sobre la electrobiología, y sobre las fuerzas bioelectromagnéticas. ¿Por qué no aceptar entonces, un intercambio bioelectromnagnético entre las glándulas pituitaria y pineal? Ha llegado la hora de analizar todas las posibilidades de lo místico sensorial y de lo psico-somático, sin fanatismos, sin prejuicios, y sin dogmatismo. Los yoguis del Indostán dicen que de la glándula pituitaria nace la flor de loto de dos pétalos. Los científicos occidentales en vez de reír ante estas afirmaciones, debieran estudiarlas profundamente. Reír de lo que ignoramos no es científico. Esa flor de loto se halla situada en el cuerpo astral exactamente entre las dos cejas. Los sabios del Indostán dan a estas flores de loto el nombre de chacras. Los yoghis aseguran que el chacra pituitario nos hace clarividentes. En la tierra sagrada de los vedas, existen muchas prácticas secretas para desarrollar la clarividencia. Dicen los Indostanes que el chacra frontal tiene ocho poderes mayores, y treinta y seis menores.

El clarividente puede percibir el ultra de la naturaleza. El clarividente puede ver el cuerpo astral dentro del cual están todos los principios anímicos y espirituales del hombre. El clarividente percibe la cuarta dimensión.

El energetismo glandular no puede ser despreciado por el biólogo. El intercambio bioelectromagnético de las glándulas pituitaria y pineal nos hace clarividentes.

Parece existir cierta relación entre el átomo del cobre y la glándula pituitaria. Algunos sabios utilizaron el cobre para desarrollar la clarividencia. Nostradamus permanecía horas enteras mirando fijamente las aguas contenidas entre un recipiente de cobre puro. Ese sabio médico hizo profecías que se han cumplido con toda exactitud a través del tiempo. Los astrólogos afirman que la glándula pituitaria está influenciada por Venus, y que el cobre también está influenciado por Venus. Sólo así podemos comprender la íntima relación que existe entre el cobre y la glándula pituitaria.

Cuando los sacerdotes católicos venidos de España durante la conquista llegaron a un grupo de sacerdotes aztecas, les sucedió algo interesante. Cuenta la tradición que los sacerdotes católicos catequizando a los indios, les hablaron de ángeles, arcángeles, etc. Después de todo, los sacerdotes indios invitaron a los sacerdotes católicos a comer. Dicen que los sacerdotes católicos comieron entre los alimentos un cactus muy sabroso. Ese cactus despertó momentáneamente la clarividencia de los sacerdotes españoles. Entonces estos vieron ángeles, arcángeles, etc. etc.

El asombro fue terrible, y no hallaban los sacerdotes católicos que hacer. Entre tanto los indios sonriendo decían: ¡Estos ángeles y arcángeles de los cuales nos habláis, hace mucho tiempo los conocemos! Cuenta la tradición que los sacerdotes católicos hicieron matar a los sacerdotes aztecas considerándolos brujos o hechiceros.

Los primeros sabios que pudieron ver los microbios con el microscopio hubieran asegurado que esos microbios no existían y que lo que veían a través del lente eran alucinaciones, entonces todavía a estas horas de la vida ignoraríamos la existencia de los microbios. Necesitamos ser menos dogmáticos, necesitamos ser más estudiosos, más eclécticos, más didácticos.

La glándula pituitaria secreta siete clases de hormonas. El valor de la glándula pituitaria en obstetricia es también incalculable.

La Biología analiza y estudia los conceptos científicos de todos los sabios. Ya la Biología salió del horrible materialismo del siglo dieciocho, y actualmente comienza a estudiar todas las potencialidades físicas, anímicas y espirituales de las glándulas de secreción interna.


Foro

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 801

Web creada por Nando

 

     RSS es RSSMEDITACIONES   ?

Creative Commons License